D o Turista de excepción

Aquellos tipos locos llegaron en plena noche con una propuesta descabellada: llevarle al desierto. Hablaban con tanta ilusión de sus planes que acabaron por convencerle. Al fin y al cabo, siempre había soñado con visitar tierras cálidas, y saber que los niños del desierto ansiaban conocerle le conmovió. El viaje duró dos días eternos. Cuando llegaron a destino, le fascinó no ver ni rastro de nieve; solo arena sin límites y un sol radiante. Los niños le recibieron con gritos y risas. Todos querían tocarle, hacerse fotos con él, oír sus historias sobre reinos nevados y seres de hielo. Se sentía tan bien que ni siquiera notó que había empezado a sudar. Los niños tampoco se dieron cuenta de que se iba haciendo cada vez más pequeño.

*

D _ _ _ _ _ _ _  (verbo transitivo)

¿A qué palabra nos referimos?

Anuncios

10 pensamientos en “D o Turista de excepción

  1. ¡Derretir! Chus, prometo que lo he adivinado antes de leer los comentarios;) Tengo un posible microcuento en mente con la palabra en cuestión…

  2. Pingback: [cazasueños1] Nieve en el desierto | mondorinólogos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.