C o Dos semanas después

A Carmelo le castañetean los dientes al salir de la cama. Maldice la casa y sus calamidades: cañerías ruidosas, cajones atascados y una caldera catastrófica que le ha dejado sin calefacción. Se calza las zapatillas y camina hasta la cocina. En la nevera, medio calabacín cadavérico y un yogur pasado de fecha; tendrá que conformarse con algo de café recalentado. Suenan las campanas de la catedral, y el silencio que castiga la casa sin Carlota se vuelve aún más incómodo. Catorce días sin ella, calcula Carmelo. Echa de menos sus canciones, sus caricias casuales, sus capuchinos con canela, incluso sus caracolas. Casi sin pensarlo, Carmelo caza el teléfono y marca su número. Cuando ella responde, él carraspea. “Casémonos”, dice. Luego calla. Carlota suelta una carcajada cansada. Un “demasiado tarde” cargado de reproches. Y un adiós categórico.

*

C _ _ _ _ _ _ _ _ (sustantivo femenino)

¿Sabes cuál es la palabra oculta?

6 pensamientos en “C o Dos semanas después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .