A o El dado azul

Mira sus apuntes. Los ha repasado decenas de veces hasta memorizarlos, pero no recuerda nada. Como si nunca hubiera oído mencionar el tema del que debe hablar. Intenta leer, pero no puede. Como si, en los folios, las letras caprichosas se hubiesen empeñado en bailar hasta formar palabras incomprensibles. Todos aguardan, expectantes. Las cejas levantadas le hacen pensar que quizás está tardando demasiado en arrancar. Los murmullos en primera fila le hacen temer que se haya hecho evidente que tiembla y ha empezado a sudar. Instintivamente, mete la mano en el bolsillo. Palpa el pequeño dado azul que ella le regaló y lo agarra con fuerza. Los cantos se clavan en su palma, pero no le importa: cuanto más nota la presión, más la siente a su lado. Y con ella a su lado todo es posible. Cierra los ojos un momento, casi imperceptiblemente, y la visualiza asintiendo, sonriendo, animándole a seguir. Entonces, desafiando a las miradas burlonas de la primera fila, el profesor inicia su conferencia magistral.

*

A _ _ _ _ _ _ (sustantivo masculino)

8 pensamientos en “A o El dado azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .