N o Un lunes fatídico

Aquel lunes fatídico caía una lluvia fina. O quizás amaneció tan despejado como el día anterior. Han pasado tantos años que nadie lo recuerda con exactitud. Él salió de casa temprano, soñoliento y pálido, impecablemente vestido de lino blanco. Algunos testigos aseguran que destilaba la misma alegría que apenas unas horas antes, cuando todo el pueblo festejaba la boda. Otros sostienen que el mal humor se leía claramente en su rostro. A aquellas alturas, muchos sabían ya que los gemelos iban a por él: los dos hermanos lo proclamaban sin reparos, y la noticia había corrido como la pólvora entre los vecinos. Pero ninguno de quienes se cruzaron con él aquella mañana le advirtió; debían de pensar que ya estaba avisado, o puede que decidieran que aquel asunto de honor no les incumbía. Sucedió hace tanto tiempo que los hechos han quedado diluidos en la memoria colectiva. Lo único que todos recuerdan a ciencia cierta es que, aquella noche, él no llegó vivo a casa.

*

Este personaje aparece en una novela del siglo XX de autor colombiano.

_ _ _ _ _ _ _ _  N _ _ _ _

Anuncios

3 pensamientos en “N o Un lunes fatídico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.