E o El número 34

No pasaba un solo día sin trazar una raya en la pared. Sabía que era la única manera de conservar la noción del tiempo en un lugar como aquel, en el que cada jornada era idéntica a la anterior. Desde que le encerraron allí, el frío y la humedad se habían convertido en sus únicos compañeros. El número 34 no alcanzaba a ver a través del tragaluz que apenas iluminaba el calabozo, pero intuía el mar más allá del muro. No sabía nada del exterior; ni siquiera sabía por qué seguía aún encerrado. Por muchas preguntas que hiciera al carcelero que le llevaba comida a diario, nunca obtenía respuestas. Pese a todo, pese a la fila interminable de rayas con la que había decorado el muro, el número 34 no perdía la esperanza. Su ilusión se había renovado desde que empezó a escuchar aquel sonido desconocido al otro lado de la pared. Un sonido sordo, lento, lleno de promesas irracionales.

*

Este personaje protagoniza una novela del siglo XIX de autor francés. El nombre a descubrir está escrito en el idioma original.

E _ _ _ _ _    _ _ _ _ _ _

4 pensamientos en “E o El número 34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .