I o El número cuatro

“No tema, señora. Ellos no pueden verla”, la tranquilizó el policía. La anciana se ajustó las gafas y se acercó al cristal. Entrecerró los ojos, como queriendo afinar la vista, y repasó a los sospechosos. Al número uno lo descartó al instante por ser demasiado bajo; bajísimo. La larga barba blanca del número dos tampoco encajaba en sus recuerdos. Dudó ante el aspecto fiero del número tres, pero en cuanto miró al número cuatro lo tuvo claro: esos ojos enormes, esos dientes afilados… La abuelita se estremeció. Tragó saliva y, sin decir nada, señaló al último personaje. La voz del policía sonó por megafonía en la sala contigua: “Número cuatro, un paso al frente”. El duende, el brujo y el trol respiraron con alivio. El lobo feroz resopló, fastidiado.

*

I _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ (verbo transitivo)

La palabra entre líneas es…

4 pensamientos en “I o El número cuatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .