F o Profesión de riesgo

La idea de convertir su habilidad en negocio surgió después de Hamelín. Deshacerse de aquellas ratas fue fácil: le bastó con mirarles directamente a los ojos y descubrir qué música les seducía. En cuanto su instrumento tocó las primeras notas, le siguieron dócilmente. Entonces decidió ofrecer sus servicios para limpiar el reino de todo tipo de bichos. Su fama corrió como la pólvora y pronto le llovieron los encargos. Mosquitos tigre, murciélagos, duendecillos traviesos… Nada se le había resistido hasta el momento, pero aquel nuevo trabajo le parecía excesivo. A ver cómo se las apañaba para mirar a los ojos a un ogro.

*

F _ _ _ _ _ (sustantivo femenino)

¿Cuál es la palabra entre líneas?

4 pensamientos en “F o Profesión de riesgo

  1. Cada tarde la oía. Sus notas se colaban a través de las ventanas, de las paredes, de las grietas de las paredes. Cada tarde. Durante horas. Le resultaba insoportable. No podía más. Pero no había nada que hacer: la vecina del quinto estaba aprendiendo a tocar la flauta en el colegio. Sólo le quedaba desear que llegaran las vacaciones cuanto antes. Y, tal vez, recordar con nostalgia el tiempo en que era ella la inexperta a la que se le escapaba el aire entre los dedos, incapaces de cubrir por completo aquellos malditos agujeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .